Turismo sabroso

El único lugar en el mundo con el arte Mudéjar, una provincia de España cuyo tótem por excelencia es el toro, un sitio de leyendas de amor conmovedoras, de historias fantásticas, de pueblos color rosa, de tierras rojas y por supuesto de irresistible gastronomía.

Aquél al que se le ha permitido quedarse, Mudéjar, arte cristiano hecho por musulmanes. Un lugar de contrastes culturales que conviven en Harmonía, Teruel, una provincia llena de hermosos lugares para conocer y disfrutar. Muchos de los pueblos más bonitos de España están en este lugar.

La Catedral de Santa María, es una catedral modesta, pero ella es custodia de un fantástico tesoro. Al entrar en ella y ver el increíble retablo de madera  renacentista podría creer que es el tesoro; pero no se trata de eso. Tampoco se encuentra en la muy estilizada rejería, para poder dar con él, deberás mirar hacia arriba y contemplar una techumbre que se encuentra en excelente estado y es un espectacular forma de mostrar una enorme composición cristiana de relatos sobre el Teruel del siglo XIII. Como un aspecto curioso que no se puede dejar de destacar, es el equilibrio que existe en cuanto a los géneros, en toda la obra hay un equilibrio perfecto entre el número de hombres y mujeres que aparecen en ella, el número de hombres y mujeres es el mismo. Algo muy adelantado para su tiempo.

presentacion chef

La ciudad contemporánea trabaja duro en materia de hostelería, el servicio es el pilar fundamental de cualquier lugar que se precie de ser anfitrión para que ciudadanos del mundo decidan ir, disfrutar y recomendar las bondades que allí se ofrecen. Algunos de los nombres reconocidos mundialmente en el mundo gastronómico proceden de la escuela de hostelería que en esta ciudad se encuentra.

Si piensa que en esta ciudad,  la comida creativa entra en conflicto con la tradicional, pues está muy alejado de la realidad, la gastronomía del lugar lleva a los comensales por un fantástico mundo de sabores que sacian hasta los gustos más exigentes.

Como en el resto de Aragón, la gastronomía es muy variada y su influencia mediterránea es más que clara. Sus platos son hechos con ingredientes muy naturales y propios de parajes de clima frío; en Teruel el ternasco y el jamón son los predilectos, eso con las frutas y los respectivos postres dulces que en esos climas son tan apreciados por el cuerpo.

Su gastronomía tiene lo mejor del sabor levantino, navarro, riojano y catalán. Así encontramos la alubias y la borraja; pero los matices en la comida turolense también es muy rica en carnes, el Ternasco de Aragón o el Pollo al Chilindrón son suculentos platos. Y ni hablar  de las chuletillas de cordero a la brasa, también a la teja, el aroma enloquece los sentidos y deleita al paladar más exigente.

ternasco

Es muy común ver servido en sus restaurantes, la codorniz, la carne de caza, la liebre o la perdiz. Los pescados de río son típicos, así como las anguilas, las truchas y los cangrejos. Las trufas asadas de Mora de Rubielos son famosísimas y si vas a Alcañiz tienes que probar las setas de cardo con picadillo de jamón o unos huevos de cazuela.

De todos, el más famoso es el jamón de Teruel, preparado con una receta ancestral que puedes apreciar en diversidad de presentaciones y entre ellas están el Pucherico de pueblo, el perolito de sopas de ajo, cazuelicas incomparables.

Te recomiendo que dejes espacio para el postre, se que será difícil; pero haz el esfuerzo porque te aseguro que valdrá la pena. Las mejores peras, melocotones y manzanas se dan en esta tierra. Además la cosecha de fresas y moras cautivan con su sabor sin igual. Las peras cocidas en vino son un verdadero manjar de dioses que podrás disfrutar después de la suculenta comida principal o tal vez te animes por unos suspiros de amante o crespillos de carnaval, a mí me matan los turrones; pero tú tendrás una amplia y deliciosa variedad.

Tómate tu tiempo para que puedas tener oportunidad de probar lo más que puedas, aunque también vale la pena dejar algo para la próxima vez. ¿Cierto?